miércoles, 27 de abril de 2016

Reseña: Half a King

Entre parciales acercándose, muchas horas de cursado y algún que otro paro, pude terminar de leer

«Medio Rey» de Joe Abercrombie.
Tengo que decir que fue una lectura amena, pero demasiado básica. Fue como un break entre mucho estudio y estuvo bueno, pero no diría que es algo que resalta en el género. Joe tiene una escritura vaga y común, nada del otro mundo. Apenas describe las cosas que nos rodean en el mundo, y eso habría estado bueno si me las hubiera ido presentando a través de la percepción de los personajes, pero ni eso.

La verdad que me gustó, a pesar de todo. 
Encontré a todos los personajes también medio vagos. No llegué a conectarme con ninguno, ni siquiera con Yarvi que era el principal. Sus emociones parecían de mentira, aunque me gustó muchísimo su crecimiento personal a través de la novela. Es algo que sí pude notar, y que se iba dejando ver con cada acción que Yarvi realizaba. Cómo crecía, cómo aprendía a luchar por su vida y por su libertad, y cómo se zafaba de todas con ingenio y mucha tragedia, siempre.
Sentí a sus amigos, más que nada, como un relleno. Estaban ahí pero realmente no lo estaban. Poco se supo de sus personalidades, más que las pocas cosas que a veces decían.
Nada me cayó bien, más que nada por lo que se descubrió al final, me sorprendió , pero me pareció un personaje demasiado forzado. Algunas de sus cosas estaban demasiado exageradas, el tipo siempre quería guerra, lucha, sangre. Parecía más un personaje de anime.
También tengo que decir que todo lo que pasó en la novela, lo encontré sin mucho sentido. ¿Por qué Yarvi quería recuperar la Silla Negra, si él nunca lo había deseado? Entiendo que estaban de por medio todo su orgullo, que su tío lo había traicionado y bla bla. Pero yo, poniéndome en la posición de él, me habría ido a hacerme mi vida feliz xD Hubiera usado otro nombre y, mágicamente, entraba en la clerecía de nuevo que era lo que Yarvi realmente quería. Pero él nunca quiso el trono, lo aborreció desde el principio. Se lamentó tener que ocuparlo cuando se lo dieron, ¿por qué querría volver a tenerlo, entonces?
El final me encantó. Fue desconcertante. Quien menos te imaginabas, fue el responsable. Y la manera en que Yarvi lo manejó, también me sorprendió. Debo decir que uno de los finales que más me gustó. 

0 comentarios:

Publicar un comentario