jueves, 28 de abril de 2016

Reseña: Bully.

Anoche me desvelé un poco, o tal vez mucho, leyendo Bully. Quería volver a mis pasados de YA jajaja La historia me gustó, si le sacamos el principio de la relación de Tate y Jared. 
La novela, como lamentablemente la mayoría de las novelas que salen ahora, trata sobre relación tóxica. Jared fue el mejor amigo de Tate en la infancia, pero por algún motivo que no sabemos, empieza a odiarla por completo. Le hace la vida imposible, inventa rumores sobre ella para que nadie salga con Tate, la inivite a una cita o siquiera se acerque a ella. La humilla en cualquier ocasión que se le aparezca y, básicamente, le hace la vida imposible.
 Cuando Tate regresa de su viaje, al incio de la novela, vuelve cambiada. Ya no llora por cada cosa qe Jared le hace y, en cambio, le responde y hasta a veces se la devuelve. Muchísimas veces me molestó la manera en que Tate reaccionó tan a la defensiva cuando, a lo mejor, no había una situación. Muchas veces cuando pudo haberse ablandado y hablado con Jared, porque, seamos honestos, ella nunca supo por qué cambió tanto con respecto a ella y ni siquiera se molestó en averiguarlo. Pero desaprovechó esas oportunidades de saber qué había pasado, y tal vez librarse de muchas cosas mucho antes.
Pero no lo hace.
Hasta este punto me había emocionado, porque pesé que era la primer novela de YA donde la chica no se enamora de su abusador.
Ilusa, ilusa de mi.
Y, como todos nos esperamos, con el pasar de la novela ellos se van acercando dcada vez más y terminan juntos. No digan que les arruiné el final, es el desarrollo común de casi toda YA jajajaja.
Tate deja de lado de un segundo a otro todo lo que él le hizo, por una simple explicación que él le da. Y, seamos honestos, no tiene sentido. Menos porque la explicación fue tan vaga y tan tonta que a mí me hubiera dado más odio. De nuevo la historia de la chica enamorada de su abusador. ¿Cuándo vamos a entender que ese tipo de atención no es buena? ¿Cuándo vamos a aprender a no restregarnos por el piso por la mínima pizca de atención que nos dan? Las cosas se dan en su momento, y ser unos desesperados por ciertas cosas solo hacen que nos metamos en esas relaciones tóxicas.
Desde que Tate y Jared están juntos, él amenaza a todo chico que se acerca a ella, la trata con violencia y prácticamente no la deja repirar. Además, no quiere mostrarla en público porque "no está acostumbrado". Más relación tóxica, obsesiva, destructiva. Esto no es amor, es simplemente capricho. Y, lamentablemente, por más libros como este terminamos pensándonos que esto es amor. Que esto es lo que nos espera en el mundo y lo aceptamos como normal.
Basta de rebajarnos a nosotros mismos por algo de amor, que al final no es amor lo que conseguimos sino algo de atención que termina lastimando. Estamos tan necesitados de cariño, que nos regalamos a cualquier persona que se nos cruce en frente. Pero, créanme, que el amor viene solo. Obviamente mientras lo buscamos, porque nada cae del cielo xD Pero no se hace, simplemente nace. Y, más allá de todas estas cosas posesivas, el amor es libertad.
No es yo soy tuya y vos sos mío. Porque las personas no somos objetos, y no podemos ser posesión.
Amor no es nada más que: yo soy libre, vos sos libre, y somos libres juntos. Nos reservamos íntimamente únicamente para nosotros, pero libres.

0 comentarios:

Publicar un comentario